El libro que jamás prestaría

No soy crítica de libros ni mucho menos. Sólo una ávida lectora que tiene por mesa de luz, una torre de Babel construida con cuanto ejemplar cae en mis manos. Y no por casualidad, sino por tomarme casi media jornada laboral a elegir minuciosamente qué llevar. Como si de eso dependiera mi vida, aunque de[…]

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn