¿Estás huyendo o amándote aquí?

Mucho regalo de navidad, mucha tarjeta, mucho brindis. Mucho pan, mucho circo. Vos, a pura pizza y champagne. Pero de un “mea culpa”, ni hablar. Algunas frases hechas y gastadas empiezan a leerse más seguido. Pero tus planes y deseos siguen ahí, intactos, casi como si los hubieses guardado en la cajita de cristal otro[…]

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn