El grito- Munch

  “Caminaba yo con dos amigos por la carretera, entonces se puso el sol;  de repente, el cielo se volvió rojo como la sangre. Me detuve, me apoyé en la valla, inexplicablemente cansado. Lenguas de fuego y sangre se extendían sobre  el fiordo negro azulado. Mis amigos siguieron caminando, mientras yo me quedaba atrás temblando[…]

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Nuestro costado menos humano

La tímida. La sumisa. La elocuente. La coqueta. La amante de los cuentos. La potencial científica. La que teme a la oscuridad. La que cree que los sapos se convierten en príncipes. La que tiene que cuidarse del sol. La que juega a ser maestra. La que ama ver cocinar a su mamá. La de[…]

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn