Cortázar de carne y hueso

26 de agosto de 1914, Bruselas. Nace un tal Julio Cortázar. Uno de los más grandes genios de la literatura, un verdadero retador de las formas convencionales de escritura. ¿Cómo era el Cortázar de carne y hueso, “el” Julio amigo?  Un mix de citas y opiniones de otros grandes escritores.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

El grito- Munch

  “Caminaba yo con dos amigos por la carretera, entonces se puso el sol;  de repente, el cielo se volvió rojo como la sangre. Me detuve, me apoyé en la valla, inexplicablemente cansado. Lenguas de fuego y sangre se extendían sobre  el fiordo negro azulado. Mis amigos siguieron caminando, mientras yo me quedaba atrás temblando[…]

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

El árbol de los amigos – Borges

Existen personas en nuestras vidas que nos hacen felices por la simple casualidad de haberse cruzado en nuestro camino. Algunas recorren todo el camino a nuestro lado, viendo muchas lunas pasar, mas otras apenas las vemos entre un paso y otro. A todas las llamamos amigos y hay muchas clases de ellos. Tal vez cada[…]

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Instrucciones para buscar aventuras

Se puede afirmar, sin temor a la indignación de los sabios, que en los tiempos que corren es cada vez más improbable tropezar con la aventura. Lo imprevisto, lo extraño, lo misterioso no sucede nunca. Curiosamente, parecen existir muchísimas personas con espíritu aventurero. Todos los días conversa uno con señores que desean vivamente una vida[…]

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Después hay que llegar –  Cortázar –

De Papeles inesperados “Se puede partir de cualquier cosa, un golpe de viento en el tejado, el estudio número 3 de Scriabin, un grito allá abajo en la calle, esa foto de Newsweek, el cuento del gato con botas, el riesgo está en eso, en que se puede partir de cualquier cosa, pero después hay[…]

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

#Dia7 – Todo lo que necesito saber- Robert Fulghum – #BotellaAlMar

Esta es nuestra botella al mar. Durante 30 días, vamos a guardar algo en ella. Para que el que la encuentre, la destape y use su contenido como quiera. ¡Salú! Todo lo que realmente necesito saber sobre cómo vivir y cómo ser, lo aprendí en la Escuela Infantil. La sabiduría no estaba en la cima[…]

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

#Dia6 Que tengas un gran día – Benedetti – #BotellaAlMar –

Esta es nuestra botella al mar. Durante 30 días, vamos a guardar algo en ella. Para que el que la encuentre, la destape y use su contenido como quiera. ¡Salú! “Esta mañana desperté emocionado con todas las cosas que tengo que hacer antes que el reloj sonara. Tengo responsabilidades que cumplir hoy. Soy importante. Mi[…]

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

#Dia2 El Secreto – Rhonda Byrne – #BotellaAlMar

Está bien darte cuenta de lo que no quieres, porque te ofrece el contraste para poder decir: «Esto es lo que quiero». Pero lo cierto es que si sólo hablas de lo que no quieres o de lo malo que es algo y si siempre lees sobre el mismo tema para comentarlo, lo único que[…]

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

#Dia1 – Un guerrero de la luz – Coelho – #BotellaAlMar

Los guerreros de la luz mantienen el brillo en los ojos. Están en el mundo, forman parte de la vida de otras personas, y comenzaron su jornada sin alforja y sin sandalias. Muchas veces son cobardes. No siempre actúan correctamente. Los guerreros de la luz sufren por cosas inútiles, tienen actitudes mezquinas y a veces[…]

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Una botella a la deriva – Galeano

Aquella mañana, Jorge Pérez perdió el trabajo. No recibió ninguna explicación, no hubo anestesia: de buenas a primeras, en un santiamén, fue echado de su empleo de muchos años en la refinería de petróleo. Se echó a caminar. Caminó sin saber por qué, sin saber adónde, obedeciendo a sus piernas, que estaban más vivas que[…]

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn