El tinder de los libros: cita a ciegas

¿Cómo llegamos a los libros que leemos? Siempre la difusión y la prensa fueron buenas estrategias para dar a conocer autores, títulos y editoriales. Pero también está “no sé qué” del lector que quiere llegar a un libro por sí mismo, sin la recomendación del experto de turno.

Muchas veces queremos llegar a través de nuestra propia intuición, basada quizás en una tapa que nos gusta, en el impacto de un título contundente, en una frase descolgada que leímos en el muro de alguien. Buscamos esa especie de “juego previo” porque los lectores también queremos sentir el orgullo de haber sido los primeros colonizadores.

Una propuesta muy interesante, y que ya crea toda una “mística” es la de las librerías que organizan “citas a ciegas” con libros: sobre una mesa dejan libros envueltos con solo un par de pistas para que lector elija a su gusto y antojo qué se llevará.

La iniciativa surgió en una biblioteca pública en Los Ángeles, con el objetivo de poner en circulación nuevamente algunos títulos que ya no eran tan consultados. Hoy está presente en muchos rincones del mundo: desde Italia, Australia hasta Brasil y España, entre otros.

Por ejemplo, en Argentina, está “Cita a ciegas con un libro”, que además de ofrecer ejemplares para una cita a ciegas también realiza “suelta de libros”. Tienen una web en donde se puede conseguir tu propia cita o una para regalar.

#DejemosElMundoAfuera
Delivery de la felicidad: lo positivo de parar el mundo por unos minutos y bajarse de él.

 

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *