De todo lo que te quiero y de la nada que vamos a hacer con eso

No sé qué sabés de mí. Sospecho que algo o que lo podés intuir. En base a nuestro intercambio de pasillo. A nuestras reuniones absurdas. A nuestro fingido interés por saber qué es de nuestras vidas que no tenemos en común. Pero ¿qué? ¿cuánto? ¿cuánto sabés? ¿Cuánto imaginás? ¿Cuánto de todo eso es cierto?

Y en definitiva … ¡qué importa! No necesito ni que me conozcas tanto ni que lo tengas en claro. Tampoco necesitás mis preguntas y tus respuestas me llevan a un callejón sin salida.

La contradicción en la que vivo es lo que mejor conocés de mi. De saber que te quiero y que no voy a hacer nada con eso. Adelantemos el final de conocerme mejor para nada.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *