Comenzarás a tocar el cielo …

Comenzarás a tocar el cielo en el momento en que toques la velocidad perfecta.

Y no es volar a mil millas por hora, o a un millón, o volar a la velocidad de la luz.

Porque  cualquier número es un límite, y la perfección no tiene límites.

La velocidad perfecta,  hijo mío, es estar ahí.

(…)

No creas lo que tus ojos te dicen. Todo lo que muestran son limitaciones. Mira con tu

comprensión, encuentra lo que ya sabes y verás el camino para volar.

 

Juan Salvador Gaviota – Richard Bach

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *