Parece mentira

Parece mentira. Mejor dicho, de película. Celebrar en la calle una fiesta de no sé qué. Entre un montón de gente que quién sabe de dónde sale. No parece que todos esos humanos presentes, seamos capaces de habitar la misma ciudad. No al menos del mismo modo. En fin. La noche de San Juan, decían algunos murmullos que alcancé a escuchar. Parece imposible pensar que prendimos un mismo fuego y soplamos fuerte (¿suerte?) al mismo tiempo  para que se fuera lejos, bien lejos, todo lo que nos hacía mal, lo que nos separaba.

parecementira

Te pregunté qué habías pedido con el riesgo de que, al decirlo en voz alta, se quebrara el deseo. Aún así, me arriesgué. Me dijiste “lo imposible” y se me puso la piel de gallina. Yo había usado las mismas palabras. Será que las repetíamos tanto y que las arrastrábamos de tanto tiempo atrás que, repetirlo una vez más, podía contribuir a reforzarlo. O terminar de gastarlo. Como me parece que es en este momento.  Palabras que están vencidas porque ahora tengo que buscar la manera de convencerte de que te saques el corsé y volvamos a ser eso que tanto queríamos.

Podés ser muy odioso cuando querés. Nada es típico cuando se trata de vos. No hay esperables si sos el que  maneja. Detrás de todas esas piruetas que haces para que crea que sos decente, me doy cuenta de que te da terror amarrarte. Que el único que te dirige es el viento, el único al que dejas que te lleve a su antojo.

Eso fue lo que nos unió. El deseo rebelde de patear el tablero. De caminar por el borde de las veredas sin miedo. De detenerse sólo para atarse los cordones de las zapatillas.

Lo que sucedió es que miré a un costado y vi que había alguien que también jugaba al equilibrista como yo.  Te vi. Se me ocurrió que podía ser mejor ir de la mano. Yo si encontré una buena razón para quedarme quieta … V    O    S …

Y al parecer en esto no coincidimos… Quizás tampoco en el deseo de esa noche. Me gustó creer que si.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *