Por el futuro que no tenemos por delante

correr

ÉL : Shhh. No digas muchas cosas. Por una vez, quedate callada y no me aturdas con todos tus ideales. Disfrutemos este ratito, aprovechemos ahora que estamos juntos. Lo hagamos por ese para siempre que no va a venir nunca. Por ese futuro que no tenemos por delante.

ELLA: Claro. Sigamos así, coleccionando momentos con un final anunciado, con ese sinsabor que deja el vacío de una explicación que espero hace años. Porqué si siempre estamos juntos, seguimos separados. Sigamos. Con tal, llevo años arrastrando esta pena. Un poquito más, un poquito menos. Claro, si a vos te da igual.

ÉL: No empeces. Te lo pido por favor. Es un ratito nada más. Ya sé todo lo que tenés para decirme.

ELLA: Lo sabés porque lo escuchás hace años…

ÉL: Si… Por eso mismo…. Capáz que es por eso que no ….

ELLA: Claro, una vez más, la culpa es mia.

ÉL: Ya está. Shhhh. No peleemos. No soñemos. Quedate tranquila, callada. Nos abracemos. Siempre te gustaron mis abrazos. Dejáte llevar…

 

Y me dejé llevar … y me dejé llevar … y me dejé llevar … y me llevó… me llevaron … me llevé…
Y vamos …. Tantos años así … Y van …

 

De “Todos los días es verano”

Y otro poquito más de esta historia en “Decile adiós a la chiquilla”

 

Imagen de Pinterest- Autor desconocido

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *