Xochimilco, la Venecia mexicana

Xochimilco lleva su esencia en su nombre: proveniente de un vocablo náhuatl significa “en la tierra sembrada de flores” o también “lugar de la sementera florida”. Y es justamente la presencia de espacios naturales, plagados de árboles, flores y canales de agua, lo que hace que este sitio sea un amor a primera vista.

trajinera-xochimilco

Lo es mucho más si pensamos en lo que representa históricamente ya que este paseo lacustre es el origen mismo de lo que fue el Valle de México. Además ha sido declarado y, con total razón, Patrimonio Cultural de la Humanidad en el año 1987 por la UNESCO.

Pero  más allá de sus títulos y reconocimientos, su verdadera magia está la experiencia de descubrir su encanto a bordo de las trajineras, a veces solo, a veces acompañados por los mariachis que amenizan la jornada.

Al llegar a este rincón, se pintó de colores mi panorama ya que venía de recorrer casi la totalidad de la línea azul del metro y luego de subir al tren ligero, viendo pasar paredes grises a toda velocidad.

mexico-df-xochimilco

Una vez que salí de la estación, me encontré con calles con música (ya no me sorprende escuchar música por todos lados), con puestos de botanas y con un gran número de personas que, a un ritmo casi febril, me indicaban el camino a las trajineras. Casi despistan porque no sabes a quien hacerle caso. Me decidí por uno de ellos, que andaba con su bicicleta, así que me indicó que me guiara con las flechas pero igualmente me venía siguiendo.

Derecho 4 cuadras, doble a la izquierda, luego siga derecho…. hasta que finalmente llegué a uno de los embarcaderos: el de Belém de la Flores. A lo lejos, ya se podía ver agua y color. Me subí a bordo de “Jazmín”, la trajinera que me iba a llevar a conocer esta especie de ciudad flotante. Luego se subió el conductor, un jovencito un poco tímido, a quien había que robarle las palabras para mantener una conversación, pero muy agradable.

Le pregunté por esa “logística” que tienen montada para llevar gente y me comentó que tienen como una división del trabajo: están los que se ubican cerca de la estación para guiar turistas  a los embarcaderos ya que hay varios (son 9 en total) y también están los que hacen el recorrido como él.

Delivery por agua

xochimilco

A medida que avanzamos el paso, yo le comenté que tenía hambre y que pensé que las trajineras estaban cerca del famoso mercado. Me dijo que no me preocupara y me preguntó que me apetecía comer y empezó a darme un montón de opciones: tacos, frijoles, tortillas, elote. Le dije que podían ser unos tacos y empezó a silbar. Esa era la señal para una “chalupa”, que es otra embarcación más pequeña, que apareció cual delivery de comida. En esa pieza de madera, cabe todo lo necesario para tener un buen almuerzo ¡Los mexicanos siempre se las ingenian para comer bien, incluso hasta en el agua! Luego seguimos avanzando y el joven silbó a otra chalupa, en donde buscamos un refresco. La jornada no podía ser mejor: estaba en una “pequeña Venecia” con deliciosos alimentos al alcance de mi mano.

xochimilco-df-mexico

Atractivos e historias

El vivero es una parada obligada para quienes quieran conocer infinitas variedades de flores, de hojas y colores raros.  Durante el paseo, también se puede parar a conocer el serpentario y la Isla de las Muñecas, exótica pues su antiguo dueño tenía su choza rodeada de muñecas que le hacían compañía. Murió de una manera llamativa: ahogado, o mejor dicho “llevado por una sirena” que lo engañó con su canto desde el agua del canal y se lo llevó consigo. Estas son algunas de las coloridas leyendas que hacen que la travesía por el canal de agua sea aún mucho más fascinante.

Más Xochimilco
Unas horas más o unas horas menos, de acuerdo al tour que se elija, en algún momento, el idilio se termina. Sin embargo, cabe destacar que se termina “sobre el agua” ya que depende de nosotros como seguir esta excursión. Por mi parte, creo que este día romántico debe ser complementado con una visita al mercado de flores, la especialidad de la casa. El “capitán” me comentó que es común que mucha gente viaje varios kilómetros y venga desde lejos para adquirir aquí plantas y semillas de todo tipo. En Xochimilco se jactan de tener la más grande variedad y lo dicen orgullosos, inflando el pecho.

Fiestas típicas

Aunque no soy testigo fiel, otra de las grandes riquezas de Xochimilco son sus innumerables fiestas y tradiciones, que se celebran año a año. El joven que iba conduciendo la trajinera me comentó que la más importante de todas es “La Flor Más Bellas del Ejido”. Se trata de una celebración que proviene de los xochimilcas, es decir que tiene larga data pero hoy en día, el objetivo primordial va más allá de rendir culto a la deidad/flor sino destacar la belleza de la mujer mestiza. También la fiesta del Niñopan en febrero es una de las más importantes para los vecinos de Xochimilco.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *