Cuentos para despeinarse

Este post está inspirado en los libros de Ernesto Sabato “Cuentos que me apasionaron”, en donde reúne algo que resulta un tanto obvio. Con algunas de sus elecciones coincido, con otras no tanto. Pero pensé que sería bueno dejarle a nuestros lectores algo similar a lo que hizo don Sabato: los cuentos que me despeinaron. Porque dicen que lo que es realmente bueno, es lo que te despeina. Jugar, el mar, viajar, cantar hasta quedarse sin aire…

Hace pocos meses empecé a ponerle un puntaje a mis libros, así cada vez que quiero leer algo lindo, sé dónde encontrarlo. Así que esta es una brevísima selección (que va a ser ampliada) y les propongo que cada uno conforme su listado y lo comparta con nosotros con el hashtag #CuentosParaDespeinarse por aquí, por nuestras redes sociales o que me los manden por mail. Así, en este intercambio, podemos ir despeinándonos entre todos.

cuentos-que-me

1- Una flor amarilla – Julio Cortázar

2- Dos palabras – Isabel Allende

3- El último amor del Principe Genghi  – Marguerite Yourcenar

4- La forma de la espada – Jorge Luis Borges

5- La luz es como el agua – Gabriel García Márquez (hubiese querido poner “Me alquilo para soñar” pero ese cuento es un clásico, muchos lo habrán leído, así que me decidí por otro).

 

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *