Día de la Pachamama

 

Algunos lugares de Argentina, hoy se visten de una bruma especial. Una neblina de la que nadie se queja y que todos reciben con agrado. En otros lugares todavía están despistados y la fiesta no se convirtió en una tradición. Hoy, 1 de agosto, se celebra el Día de la Pachamama o Madre Tierra.

pachamama

Se trata de una fecha que muchos pueblos originarios aún conservan en su calendario como un compromiso insoslayable, pues es el momento de pedir y agradecer por la fertilidad de la tierra, para muchos el principal instrumento de trabajo. Pedir a “la pacha” que ayude con su energía a conseguir buenos frutos en las cosechas de los próximos meses. Para eso, los agasajos  no están demás: alimentos y bebida se colocan en un gran pozo en la tierra, a modo de obsequio. Pero también se trata de agradecer por todo lo recibido. Entonces, este agujero en la tierra simboliza la boca de la madre tierra, a la cual se le da de comer con cigarrillos, hojas de coca, bebidas, cigarrillos, etcétera. Mientras, la gente se ubica alrededor de esta gran poco y se toman de la mano, para expresar un vinculo de hermandad.

“Pacha” significa mundo, universo, lugar, mientras que “Mama” es madre. Por eso, Madre Tierra.

Según la tradición, también se considera casi como una obligación tomar una copita de caña con ruda para “purificarse” y dejar que la mala energía se aleje.

Además se sahuman las viviendas, desde temprano en la mañana. Eso explica “la humareda” que cubre a la ciudad: la gente abre las ventanas para cambiar la energía y prende sahumerios. De este modo, se deja ir lo malo y lo viejo y se da paso a nuevas y buenas vibras.

En Argentina, este ritual se lleva a cabo principalmente en el norte argentino, en provincias como Salta y Jujuy. Grupos de música acompañan el festejo y ofrenda y las coplas y versitos también vuelven más amena esta jornada de gratitud.

Es cierto que la celebración es una de las que se mantuvo luego de la colonización española. Sin embargo, cabe destacar que fue tomando algunos matices, por lo que no se vive del mismo modo en todos los lugares. Algunos elementos se perdieron y otros se incorporaron.

El “regalo” En Babia para la Pacha: disfrutar de esta lectura: -1 de agosto – Galeano- Los hijos de los días

Madre Nuestra que estás en la tierra 

somos la pacha

En los pueblos de los andes, la madre tierra, la Pachamama, celebra hoy su fiesta grande.

Bailan y cantan sus hijos, en esta jornada inacabable, y van convidando a la tierra un bocado de cada uno de los manjares de maíz y un sorbito de cada uno de los tragos fuertes que les mojan la alegría.

Y al final, le piden perdón por tanto daño, tierra saqueada, tierra envenenada, y le suplican que no los castigue con terremotos, heladas, sequías, inundaciones y otras furias.

Ésta es la fe más antigua de las Américas.

Así saludan a la madre, en Chiapas, los mayas tojolabales:

Vos nos das frijoles,

que bien sabrosos son

con chile, con tortilla.

Maíz nos das, y buen café.

Madre querida,

cuidanos bien, bien.

Y que jamás se nos ocurra

venderte a vos.

Ella no habita el Cielo. Vive en las profundidades del mundo, y allí nos espera: la tierra que nos da de comer es la tierra que nos comerá.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *